viernes, 10 de diciembre de 2010

El Acto Sexual en la Pareja Cristiana

En estos tiempos donde la vida parece ir más rápido y donde los roles han cambiado bastante en relación a la mujer, también en el hombre aunque en menor proporción, es frecuente encontrar parejas pasando algunas dificultades relacionadas a la cama matrimonial, es  aquí donde espero servir de instrumento del Señor,   para aconsejar a su pueblo a través de este humilde blog, quiero decir que no soy un profesional del área de la sicología o la sexualidad y que voy a hablar en base a mi propia experiencia después de 12 años de unión matrimonial, que han servido de experiencia para aconsejar a las parejas más jóvenes que vienen siguiéndome los pasos en mi congregación, compañeros de trabajo y de estudios; sin más preámbulos entremos en materia.
El acto sexual en la pareja cristiana

El amor eros, se evidencia en su totalidad durante el acto que relaciona a una pareja de esposos, pero significa esto que debo dar riendas sueltas a mi carne y hacer todo lo que me venga en ganas con mi cuerpo y el de mi pareja, señala el apóstol Pablo: usted y yo somos templos del Espíritu Santo: "¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?" (1 Corintios 6:19). Existe un misterio en el acto sexual entre la pareja casada. Dios activa algo espiritual cuando dos se unen. Existe un pacto espiritual del cual no estamos totalmente conscientes, pero que para Dios es extremadamente importante, por lo tanto no dejemos que el Espíritu Santo de Dios que mora en nosotros, este fuera de nuestras relaciones aun sean estas carnales por naturaleza, porque nuestro pacto espiritual, debe conllevar respeto a nuestro cuerpo y al de nuestra pareja.

Algunas veces recurrimos  a métodos como películas pornográficas para ponernos en “salsa” (Calentar el ambiente)  y otros métodos como pueden ser, el uso de "vibradores", "látigos", objetos de sadomasoquismo entre otros, al hacer esto no le damos el lugar que le corresponde al amor, que es el que debe dar nacimiento a la necesidad de la relación sexual. El enemigo anda como león rugiente buscando a quien devorar y si no tenemos el suficiente cuidado estas cosas podrían darle entrada a nuestro matrimonio y quien sabe a dónde nos podría llevar. ¡Cuidémonos de no estar más interesados en complacer la carne que al espíritu cuando nos unimos a nuestras esposas!  Sigue diciendo el apóstol Pablo: "Honroso sea en todos el matrimonio y la cama sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios." Hebreos 13:4
Comenzamos "inocentemente" con un vibrador, y cuando pestañeamos queremos unos "látigos" para experimentar una experiencia más satisfactoria, y de repente estamos metidos hasta el pescuezo en un problema de dependencia de métodos artificiales, que ya nuestra amada pareja no significa lo que debe significar... ¡El todo en la cama matrimonial!
Pablo nos insta a no manchar la cama y a honrar el matrimonio. Ambos deben ser sagrados.
Usted y su esposa son personas inteligentes y han estado juntos mucho tiempo. Cada uno sabe cuál es o son las áreas más placenteras de sus cuerpos. Cuando la menstruación sea un impedimento, ustedes deben ser creativos, "creativos",  si eso dije, porque no debe ser un impedimento el ciclo menstrual para que la pareja pueda satisfacerse, no como los que no tienen temor de Dios, que sin pensarlo usarían de forma antinatural a su es posa, (Sexo Anal) lo cual está prohibido por Dios en su santa palabra: “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza. Romanos 1:26.  Como se ha dicho ya tanto, el Sexo Anal no debe ser considerado en la cama de un verdadero matrimonio cristiano. Disfrute de su pareja teniéndola como sierva de Dios  (sin llegar a extremos) y verán que el Espíritu Santo les dará o les quitará la paz conforme a lo que hagan.
Notas:
Gracias  a mi amada esposa y al Ptor. Ureña por su colaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada